27 de marzo de 2015

Falleció Héctor Martínez "El Misi", apasionado del beisbol y comerciante toda su vida

El funeral, hoy 27 de marzo a partir de la 1 de la tarde en Carbó.
En sus tiempos de secundaria.

22 de marzo de 2015

Brillantemente, reaparece el Nolo, orgullo de Carbó

Añoranzas de Arnoldo "Nolo" Campillo, parte 18

Quienes leyeron mis añoranzas sobre Carbó, muy justificadamente se preguntarán: ¿qué pasó después con el "Nolo"?

                 I.- Lo más relevante de las añoranzas anteriores sobre el Carbó de mis recuerdos:
                        1.- Pueblo muy amado y querido por propios y extraños.
                        2.- Con familias muy humanas, trabajadoras y serviciales.
                        3.- Con maestros de primaria y secundaria; verdaderos apóstoles de la enseñanza.
                        4.- Con paisanos chinos muy honorables, siempre puestos y dispuestos a servir a toda la población.
                        5.- En tiempos de las máquinas de vapor, diesel, trenistas, braceros, agricultores, ganaderos, y los oficios en general.
                        6.- De suma importancia en mi vida sobre el matrimonio con el amor de mis amores.
                        7.- Mi inolvidable y amada madre Beatriz, la "Tuchita".
                        8.- En general, los maravillosos años de los 50's, viviendo la población sin agua potable, energía electrica y sin médico y medicinas. Con pocos medios de transporte para los traslados a la capital, al no contar con carreteras.... en fin, careciéndose de muchos apoyos vitales pero con mucha perseverancia para salir adelante.
                        9.- Recordándose los frecuentes eventos deportivos y fiestas de Navidad y Año Nuevo.
                      10.- Finalmente con gratos e ingratos recuerdos de la niñez y juventud en el querido pueblo, de uno de sus muchos hijos: el "Nolo".
                          El "Nolo", cuyo nombre completo es Octavio Arnoldo Campillo, desde antes y hasta la fecha muy orgulloso de haber sido lustrador de calzado (bolero), mandadero, limpiador de excusados en una cantina, etc. y con mucho gusto por los deportes en especial el béisbol, teniendo siempre el sincero deseo de ser feliz y hacer feliz a los demás.

              Después de todo lo antes comentado, al salir del querido pueblo de Carbó, la pregunta sería: Después qué pasó con el "Nolo"?, la respuesta también sería y es: que con el apoyo de mi inolvidable hermano "Beto" (telegrafista en Hermosillo) y de mi también  inolvidable hermana "Licha" en Carbó, estudié la prepa y profesional de Contador público en la UNISON "El saber de mis hijos será mi grandeza"...estudiando y al mismo tiempo trabajando en una refaccionaria ("El Cluotch") y luego en unos campos agrícolas ("Siete Cerros") en la Costa de Hermosillo, todo esto por la recomendación y asesoría de uno de mis queridos maestros de universidad... Después, al año, también fui recomendado para trabajar y estudiar (hasta terminar la carrera de contador público) para laborar en el departamento de auditoría interna de la Comisión Federal de Electricidad CFE (siete años)... luego auditor de impuestos a las empresas por parte del gobierno del Estado de Sonora (un año)...posteriormente contratado por Banca Serfín en Hermosillo (diecisiete años) como funcionario bancario, gerente y terminar como subdirector de las sucursales Serfin en todo el noroeste de la República, en los estados de Sonora, Sinaloa, Baja California Sur, Baja California y Chihuahua, teniendo mi sede de operaciones en Tijuana, Baja California... Finalmente, como auditor divisional del Ferrocarril Sonora-Baja California con dependencia de Ferrocarriles Nacionales de México (FNM) en Guadalajara, Jalisco (siete años) hasta la liquidación total de la empresa por parte del gobierno, al mismo tiempo de manifestarse en mi persona mi actual enfermedad pulmonar (EPOC) bajo control con la ayuda de Dios, los médicos y en especial por parte de mi hija Gemma.

           
               II.- Intenciones y objetivos de todos los escritos y narrativas anteriores:

                     1.- Expresar mi agradecimiento al amado y querido pueblode Carbó que me vió nacer.
                     2.- Compartir mis vivencias principalmente con mi familia, seres queridos, y lectores de esta página.
                     3.- Hacer constar con hechos que "para Dios nada es imposible"y que "todo lo podemos en Él que nos fortalece".
                   

               III.- Conclusión y mensaje final:
                 
                   En mis 77 años de edad he comprobado lo siguiente:
                     1.- En la vida el mejor camino es la verdad, la equidad y la justicia.
                           He sido testigo de que las personas más sabias e inteligentes estan llenas de humildad y sencillez...por lo contrario, las necias e ignorantes son orgullosas y soberbias.

                     2.- Muchas veces hace más el que quiere, que el que puede y tiene.
                           Observando que los haraganes e irresponsables en sus estudios y trabajo, obviamente  todo les sale mal, y los trabajadores y diligentes todo les resulta excelentemente bien.

                     3.- Que en todo se debe poner el mejor y mayor de los esfuerzos siempre con amor y con paz, todo para la gloria de Dios.
gemmacampillo@yahoo.com

16 de enero de 2015

Falleció en Carbó Teresa Real

Rafael Badilla Real notifica el fallecimiento de su madre, la muy conocida y estimada Teresa Real. Una señora muy apreciada, además de gran conversadora. En los 90 cuando convirtió la esquina de su casa en una exitosa cenaduría, donde por algunos años fue para muchos, propios y extraños, muy grato ir por taquitos dorados, tostadas etc, en un ambiente muy agradable y entretenido. Su esposo el buen Julio Badilla murió ya hace bastantes años y quedan los hijos Chacho (Sergio), Caco (Julio), Mela (Carmelita) y Zeto (Rafael).

25 de diciembre de 2014

Añoranzas de Arnoldo "Nolo" Campillo, Parte 17

              Recuerdos navideños en Carbó.

              1.-  Ambiente Navideño:  
                     En los maravillosos años de los 50's, en el querido y amado pueblo de Carbó se sentía y apreciaba en la mayoría de sus gentes cierta alegría y optimismo desde el principio del mes de diciembre con la ilusión de una Feliz Navidad y un mejor Año Nuevo en salud y bienestar con los seres queridos... y así sucesivamente, todos los años en forma cíclica creo que como hasta la fecha.

               2.-  Nacimiento del niño Dios:  
                      En algunas casas, más que poner el arbolito de Navidad, algunas familias hacían lo necesario para colocar y arreglar con muchas luces de todos colores el Nacimiento del niño Dios, recostado en un pequeño pesebre, rodeado de las imágenes de la Virgen María y de San José... a cierta hora, los asistentes principalmente mujeres procedían a rezar, terminando con cánticos de adoración y de alabanzas...y al terminar: ..¡¡¡ a comer ricos tamales y champurrado!!! ... de niño ésto último es lo que más me agradaba con mis amiguitos, en especial el "Tuco", en la casa de doña Chú Redes con sus hijas muy queridas Bertha, Julia, Chelo y Chaua, todas siempre muy amables y serviciales.
   
              3.-   Regalos por Nochebuena:
                      En lo personal, recuerdo que todos los años al acercarse la Noche Buena, siendo yo muy niño me llenaba de cierta tristeza, melancolía y ansiedad que me impedían hasta dormir en plenitud, lamentándome el que como los demás años no tendría regalos de Santa Clos, por no portarme bien, por andar de vago, travieso y por mal portado dentro y fuera dela casa... todo esto frecuentemente se me decía y repetía... aunado al coraje infantil de no tener un papá como los demás niños, a quienes sí les traía regalos el "Santa", dándome envidia y envidia de la buena como a otros  niños en mi misma situación, como mi amiguito del alma el "Tuco".
             Por otra parte, al día siguiente de la Nochebuena, es decir el 25, como "premio de consolación" me ponía a hacer fila muy temprano por la mañana junto con otros niños, jóvenes y adultos en frente de la puerta de entrada en la tienda "La Favorita" ... yo apreciaba con mucho gusto que por la puerta de salida aparecían contentas y sonriendo señoras y señores con despensas de alimentos y cobijas, además de la bolsita café de papel con cacahuates, dulces y naranjas que nos regalaban a todos los asistentes... mis respetos y agradecimiemto para la familia Law Tapia: Doña María, Teresita, Lolita y Pancho sobre quienes me consta tener todos un elevado espíritu de ayuda con amor a todo el querido pueblo de Carbó.
 
              4.-   Tamales navideños:
                       En nuestra casa, la familia Campillo, desde principio de cada año a mi hermana Alicia la "Licha" siempre le regalaban un puerquito que día  a día se iba engordando hasta antes de la Navidad.
                      Sobre lo anterior, todos los hermanos Ramírez Campillo (el "Chochi", "Ché", "Yofo", y "Güicho") antes de la Nochebuena a cierta hora muy tempranito, por la "mardugada" como decía mi mamá Beatriz la "Tuchita", se reunían en el corral de nuestra casa preparando lo necesario como leña, cazo con agua, fogata, mesas, sillas, cuchillos, sal, etc.etc. para "proceder" con dicho puerco ya engordado hasta hacer de él sabrosos chicharrones junto con  riñones, hígado, cueritos, etc.... y mientras tanto todos alrrededor de la fogata se turnaban para darle vueltas con una paleta de madera al cazo hirviendo con dicha fritanga, al mismo tiempo que contaban chistes de todos colores y sabores llenos de risa y hasta carcajadas... y yo de chamaco con mi amiguito del alma el "Tuco", escuchando y viendo también como se pasaban la botella de bacanora, repitiendo a cada rato -¡Salud!,  Y Salucita de la buena, Feliz Navidad!!
              Con parte de la carne del puerco y demás ingredientes necesarios, se hacían los muy esperados y sabrosos tamales navideños... en verdad, no he vuelto a comer tamales tan ricos y deliciosos como los que hacía mi hermana "Licha"... reconociéndose por muchos, propios y extraños que los mejores tamales sonorenses siempre han sido los hechos por las familias de nuestro querido y amado pueblo de Carbó.

             5.-  Juguetes para Navidad:
                    Por último, recuerdo que mi hermano Beto, después de haber aprendido  carpintería en la escuela secundaria de Carbó, con el profesor Narciso Zubiate (trenista jubilado), en las vacaciones de invierno se ponía a fabricar juguetes de madera: camitas, roperitos, camitas, etc. mismos que ponía dentro de cajas de cartón, y me mandaba a las casas del pueblo para venderlos... siempre, siempre regresaba con muy poco dinero por ventas al contado, y algunos los fiaba con pocas esperanzas de que me los pagaran, regresando a mi casa sin ningún juguete, ya que los que quedaban al final ... los regalaba a las mamás de las familias más pobres, para que de perdida "algo" les trajera a sus niños y niñas el Santa Clós.
        ... Con motivo de estas desiciones personales de "ventas", en un principio mucho se enojaba mi hermano Beto y lo bueno que al rato, que ya se calmaba y que me veía todo "achicopalado", con una sonrisa me decía: - Nolo, no te preocupes, todo lo hiciste bien..-  Luego en silencio yo mismo me decía: -en verdad, lo hicimos para bien de algunos en Navidad..



                En espíritu y en verdad pedimos a Dios para todos Feliz Navidad y que el próximo año esté lleno de bendiciones con mucha salud y bienestar en unión de sus seres queridos, así sea.

                 
                                                                         ¡¡¡ Gloria a Dios !!!

12 de diciembre de 2014

Añoranzas navideñas de Arnoldo "Nolo" Campillo, Parte 16




                                        ¡¡¡ FELIZ NAVIDAD Y MEJOR AÑO NUEVO !!!

         
            En relación al deseo anterior para nuestro querido pueblo de Carbó, para México y para todo el mundo; me permito compartir la siguiente oración por la paz:

Señor Jesús, tu eres nuestra paz,
mira nuestra patria dañada por la violencia
y dispersa por el miedo y la inseguridad.

Consuela el dolor de quienes sufren,
da acierto a las desiciones de quienes nos gobiernan,
toca el corazón de quienes olvidan que somos hermanos,
y provocan sufrimiento y muerte.

Dales el don de la conversión,
protege a las familias,
a nuestros niños, adolescentes y jóvenes,
a nuestros pueblos y comunidades.

Que como discípulos misioneros tuyos,
ciudadanos responsables,
sepamos ser promotores de justicia y de paz,
para que en tí, nuestro pueblo tenga vida digna...Amén.

¡¡¡ GLORIA A DIOS !!!

La oración por la paz antes mencionada, se a venido haciendo al finalizar las misa dominical en una parroquia cristiana católica.





7 de diciembre de 2014

Añoranzas de Arnoldo "Nolo" Campillo, Parte 15

               Carbó y el general José Guillermo Carbó

               1.- Hace algunos años compartí por una radiodifusora cultural un breve comentario sobre nuestro querido pueblo, diciendo:
               
                  "...lugar donde los pueblitos se juntan...(Opodepe, Meresichi, etc.)...situado al norte de Sonora, a 70 kms de Hermosillo, la capital... al sur del poblado de Querobabi (famoso por la fabricación y exportación de ladrillo rojo) .....al este está la población de Rayón (famoso por sus quesos cocidos de consumo regional)...al oeste , a 8 kms. por la carretera Internacional está "El Oasis":restauran, gasolinera, y la muy visitada capilla de Fátima.
                Actualmente cuenta con aproximadamente 7,000 habitantes, teniendo el pueblo cierta fama como centro ferrocarrilero en época de las máquinas de vapor, mismas que fueron sustituidas por las actuales locomotoras diesel, siendo muy notoria la disminución de su actividad económica... la misma necesidad impulsó a los pobladores con cierta capacidad a abrir muchos campos agrícolas de algodón, trigo, alfalfa, vid para la Casa Domeq, nuez de exportación, además de la ampliación de la actividad ganadera hasta la exportación de becerros.
               A la fecha nuestro querido pueblo cuenta con jardín de niños, escuelas primarias, secundaria y preparatoria de donde salen la mayoría a seguir estudiando en Hermosillo, principalmente en la inolvidable UNISON.
               Asi mismo se cuentan con los servicios de agua potable, energía eléctrica, drenaje, teléfono, correo, telégrafos, Centro de Salud, biblioteca pública municipal, templo para la Iglesia cristiana católica, y también la cristiana no católica".

                                                                  Escudo de Carbó  

           
               2.- Tiempo después supe que se le puso el nombre de Carbó a nuestro pueblo desde mucho antes de ser municipio, en honor del General Brigadier José Guillermo Carbó, nativo de Oaxaca y Jefe de armas del ejército en Sonora, con sede en Hermosillo.
                Por otra parte, tengo conocimiento que este general, defendió a nuestro país de la invasión francesa en puebla a un  lado del general Ignacio Zaragoza y del general Porfirio Díaz, quien fuera presidente de México por más de 30 años, cuando aún no existía el "sufragio efectivo, no reelección".
              Según el párrafo anterior, después de haber sido héroe junto con otros, en contraste a ello en nuestro estado de Sonora atacó a la tribu yaqui comandada ésta por el famoso indio "Cajeme"... por otro lado al general Carbó se le era conocido como medio bohemio ... (alcohólico), con una poesía en su haber, resaltando según él a su "Sonora querida".
               Finalmente, el referido general de algunos claros y oscuros (haciendo buenas y malas acciones) falleció de un derrame cerebral en octubre de 1885 y fue sepultado en el panteón municipal de Hermosillo.
         
              3.- Me permito compartir de buena voluntad algunos mensajes de  "Aprendiendo a envejecer" principalmente para todos aquellos que están en la tercera edad, sobre lo cual yo en lo personal en verdad estoy tratando todo lo que es posible.
               
               


           Si es posible continuarán las añoranzas.

1 de diciembre de 2014

Añoranzas de Arnoldo "Nolo" Campillo, Parte 14


        Identificación de algunos alumnos de Carbó.
        Sobre nuestra fotografía de la primaria Francisco I. Madero, (cuarto año en 1948), se identifican:

         1.- José Luis "Patudo" Noriega.
         2.- José Portillo
         3.- Bernardo "Nayo" Vázquez
         4.- Manuel Noriega
         5.- Octavio Arnoldo "Nolo" Campillo
         6.- El "Chismoso"
         7.- Raúl "Güero" Estrada
         8.- Marco Antonio Bon
         9.- Osuna el "Kiluli"
       10.- Echeverría
       11.- Morales (el "Güero")
       12.- Irma Vázquez ( después profesora de la misma escuela)
       13.- La "Pitijuy"
       14.- La "Amelita"
       15.- Profesores Quihuis
       16.- José "Pepe" Cubillas
       17.- La "Chala" Valdéz
       18.- Lydia Bon ( después profesora de la misma escuela)
       19.- Margarita Delfina López Limón (después profesora de la misma escuela)

             
                En la otra fotografía (primer año) de solo niñas, únicamente identifico a la Gema y a la famosa e inolvidable profesora Doña Rita.

                 En relación a los taxistas en Carbó, recuerdo que ya viviendo en Hermosillo y estudiando en la UNISON, varias veces recibí los servicios desde el "Oasis" hasta nuestro pueblo del taxi de Néstor, hijo del "Caliro" el verdulero y también de Jesús Villalobos,  de quien tengo viva su imagen de persona dinámica, amable, trabajadora y muy servicial.
                 
                   Anécdota: Antes de dichos taxis, recuerdo que un señor muy simpático y optimista cerca de nuestra casa (los Campillo), puso un negocio de renta de bicicletas (tenía 3 bicicletas ya viejitas), las rentaba por una hora y como no enseñaba como usarlas .... pues en menos de la hora las regresaban arrastrándolas totalmente destartaladas o sea ponchadas, con los rines torcidos por las frecuentes caídas, los cuernos torcidos, etc.etc....En resúmen: antes del mes el negocio lo cerró, regalando dichas bicicletas, diciendo repetidamente que ya no las quería ver ni en pintura...
           
              De ser posible continuarán las añoranzas.

26 de noviembre de 2014

Añoranzas de Arnoldo "Nolo" Campillo, Parte 13

               Familias del pueblo de Carbó:
     
               Algunas familias las he mencionado en anteriores narrativas y omitido los nombres de otras, anticipándome con mis disculpas en los casos de no mencionarlas, agradeciéndoles se sirvan complementar en honor a nuestro querido pueblo:

               Recuerdo con agrado a las familias
De Ramón Cordero
Del "Micho" Noriega
Los Carranza (Altagracia, Olivia, etc)
Alduenda (Adolfo el "Popo", Concepción, etc y la "Piruchis")
Camou (Pascual, Pascualito y Armida)
Martens (Betina)
León (Jesús y Margarita)
Calderón (Víctor)
Campillo (Francisco, Julia, el "Yeyo", la "Piruchi" y José)
Gálvez (José, el "Nayo", Eusebio)
Sesma, Acuña, Balcázar, Olguín, Valdéz Limón, Bousanquert, Maldonado Ramírez
León (Antonio "Toñito", jefe de estación)
Navarro (Juan, Alberto y Ramón, ex presidente muncipal)
Moreno Campillo
Tapia (la "Chata", la "Coyo", Lorenzo y Miguelito)
Valenzuela (Don Cucoy Cuquito)
López (Ramón y Magui)
Valdéz Campillo ("Nina" María, Arturo y el "Chémali")
Martínez (el "Nuni", Arando, Amalia)
Fontes (Miguel, Raúl, Armando)
Gálvez (Magui, Queta, Oswaldo, etc)
García (Lupita, Gerardo y Gustavo)
Ferrer, Bon, Redes, Cinco, Law,
Chin (Ramón Gírale)
Martínez ( la "Pancha", José Luis "Patudo" Noriega, y el inolvidable "Pelo chino")
Real (Ramón, Maria Elena, Jesús María, Lourdes, etc.)
Quintanar (Don Joaquín, José Luis, Isidro, Hortensia, etc.)
Moreno (el "Chémali", Blanca, etc.)
Zúñiga, Moreno (Carlos el "Macana", etc.)
Bueno (Francisco)
Tobin (Don Pedro y Don Vito)
Vázquez (Pilar, Francisco y "Chema")
Bravo (Nacho, Doña Chu, Carlota y Raúl Valdéz)
Martínez (el "Chichí", María Elena y Ana Alcira)
Valdéz ( Ramón "el Camarón", el "Bala", la "Chala", etc)
Gutierrez
Zambrano
Portillo (José, Elvia, Tita)
López Limón (Don Enrique, doña Mercedes, Carmen Consuelo "Cochelo", Delia, Enrique el "Pollón", Fernando, Delfina, Héctor y la Gemma)
Salcido, Plascencia (Don Vicente, Laura, Luis Vicente, Hugo, Sara, Gustavo)
Zubiate (Narciso)
Noriega (Manuel)
Valencia (Pancho mi compadre, Beto, Alejandrina)
Camou (Lupita mi comadre)
Echeverría, Castillo,
Abril (Rancho cerca de la Poza)
Valdez ( el "Teco", Ana y la Pura)
Estrada
Cárdenas (Rafael y Alejandro el "Tíbili")
Badilla (Julio, Teresa y Rafael)
Valdez (Don Carlos, Irma y Carlos el "Patas locas")
Arnold Tapia (María Elvira y Ulises el "Pingüino)
Mercado (Arturo, Raúl el "Güilo", Armando)
Garza
Martínez (Armando el "Nuni", Amalia y Armando chico)
Cubillas ("la Güera", Manuelito y José el Pepe)
Villegas (Doña Carlota y Ramiro)
Osuna (el "Kiluli")
Ramírez (Don Pedro, Rodolfo el "Yofo", Jorge el "Chochi", Pedro el "Piti", José el "Ché" y Matilde la "Chata")
Islas (Manuelito)
Llanez
Maytorena (Eduardo el "Galo" y Belen) y los Morales.

              Además de los Ranchos: San Pedro, del "Micho" y del "Frankie" italiano  Borgo recuerdo el Rancho "El Bacalao" de la familia Sesma, también el rancho "Santa Rosa" del "tío" Antonio Sandoval y por último el rancho "Las Flores" de nosotros la familia Campillo.

                Por último, quiero agradecer a todas las personas que hayan venido leyendo y gustado de mis añoranzas, con la invitación de que también participen por este mismo medio compartiendo con alguna anécdota y/o fotografía sobre la historia de nuestro querido y amado pueblo de Carbó.

Del Nolo para sus amigos:


22 de noviembre de 2014

Falleció el buen Pablito

Pablito, uno de los hermanos (El Juaneras es el otro) más famosos de Carbó. Todo un personaje sin hacer otra cosa que ser siempre natural. Esperemos que alguien comparta la historia de este personaje, sobreviviente inexplicable de muchas "amanecidas" tirado en un charco en los días más fríos de invierno.

20 de noviembre de 2014

Profesor y alumnos de la escuela primaria de Carbó en la década de los 90

Hace 20 años pasó por Carbó como profesor, el hoy actor y titiritero Jaime Florentino. Sus alumnos entonces son :  Fabricio Quintanar, Martín Jiménez, Eduardo, Federico del Castillo, Hindalecio, Sergio León, Omar Soto, Iván Carranza, Blanco, Yajaira Cañez, Lupita Pacheco, Denis Andrade, Adriana Fimbrez, Noemí Borrego, Claudia Fontes, Arely Celaya, Keno Cordero, Félix Loya, Jorge,Alejandro Jiménez,Ulisa Arnoldo, Emma, Tania Camou, Gloria, Alva Irene, Luis Wong, Héctor Villa, Gerardo, Juanito (hijo Profra Chiquilla) Eloy Rodríguez, Sergio Robles y Octavio García Witchard.

19 de noviembre de 2014

La familia Zambrano, de Carbó

El Wuau Zambrano y su esposa Rosita Rodríguez , quienes vivieron más de 40 años atrás del barrio de "los aleluyas" y ahí tuvieron ¡¡¡12 hijos!!!

18 de noviembre de 2014

Añoranzas de Arnoldo "Nolo" Campillo, parte 12

          Carbó-Hermosillo- la Catedral y Don Aurelio

           Después de visitar y convivir por varios días con mi mamá Beatriz la "Tuchita", mi hermanita Ana Aurora y demás familiares en nuestro amado y querido pueblo de Carbó, me trasladé a Hermosillo para ver y platicar con mi hermano el Beto...pasando a un lado de la Catedral, sentí un fuerte deseo de entrar, observando tener todas sus puertas cerradas...al voltear y mirar enfrente la plaza "Zaragoza", me fijé en un solitario viejito como de 80 a 90 años de edad, sentado en una de las antiguas bancas de fierro...acercándome le dije: -Buenos días-  contestándome muy amablemente  -Muy buenos días también para usted... -Al rato abren las puertas-, me dijo -y mientras tanto lo invito a sentarse y le platico porqué estoy aquí frente a la Catedral...  -Pues me siento- yo le dije....

             - Mire usted, en principio quiero decirle que me llamo Aurelio y que tengo un hija que trabaja en un banco de la ciudad...a unas cuadras de aquí...y también es servidora de esta Catedral... y vivimos solitos en una casita cerca que ella compró...   Después de un breve silencio...continuó diciéndome    - Por muchos años, mi hija venía insistiendo traerme los domingos a la misa...y yo negándome siempre... y todos, todos los días al salir a su trabajo en su carrito, me dejaba de pasadita en el mercado municipal, pero antes , al pasar por esta Catedral, siempre, siempre me insistía: - papá te dejo mejor aquí con el Sagrado Corazón de Jesús?...  - Mejor déjame en el mercado,- siempre le respondía por más de 15 años desde que vivía mi mujer, mi esposa...que en paz descanse...- dijo bajando un poco la voz...   Luego, con más ánimo platicó: - Sucedió que un día, no hace mucho caí muy enfermo de no se qué enfermedad del estómago y que varios médicos diagnosticaron como "delicada" enfermedad, con un tumor que no se de qué y que tenían que operar... y de tanto decir los doctores y familiares "quesque" era muy delicada mi situación...que poco a poco me fue entrando miedo, en verdad mucho miedo... tanto miedo que me entró una "temblorina", hasta que un día me animé y muy tempranito (antes de que me llevaran al hospital)...muy a escondidas me vine caminando a esta Catedral...luego, alllegar muy "espichadito" entré y me fui derechito a donde está el Sagrado Corazón de Jesús que por tantos años, casi todos los días mi hija me platicaba y muchas veces hasta me incomodaba, me enojaba pues... después de estar un rato en silencio frente a la imagen...le dije: - Mi hija me platica que tú todo lo sabes y que todo lo puedes...entonces, debes saber quien soy yo y cual es mi enfermedad y que los doctores dicen que es grave... si todo lo puedes te pido tú me sanes ya que siempre he tenido mucho miedo a los médicos...si tu me sanas, te prometo hacerle caso a mi hija y visitarte un rato todos los días de mi vida..-.después, al regresar a la casa, ya mi hija me estaba esperando para llevarme al hospital... de inmediato me preguntó un poco preocupada: -¡¡ Papá, ¿Dónde andabas??!!... y antes de esperar la respuesta, me volvió a decir- ¡Apenas tienes tiempo para bañarte y luego irnos con el doctor! Ya tengo todo listo, me volvió a decir mi hija.
            ...Mientras estaba bañándome, noté que en la piel de todo mi cuerpo me estaban saliendo unas ampollitas, desde el pecho hasta los pies...ya después de terminar con esta limpieza y desayunar me llevó mi hija al hospital...luego allá al desvestirme para el chequeo, el doctor me dijo: - Don Aurelio, con esas erupciones en la piel mejor no continuamos con su internación operatoria...recetándome unas pomadas y talcos, poniéndome otra cita para la semana siguiente...pasaron los días y mi hija, nuevamente ( después de que habían desaparecido las erupciones) otra vez me llevó al hospital con el doctor...al entrar al consultorio y responder al afectuoso saludo del médico...me entró una extraña "ronquera" que al hablar ni yo mismo me entendía...confundido el doctor me preguntó: - Y ahora, ¿Qué le pasa Don Aurelio?. ... yo le respondí (un tanto ronco y balbuceante):- Yo no sé, pues venía muy bien platicando con mi hija...y otra vez procedió a  checarme, diciéndome al final: -Se me va a regresar otra vez a su casa por una semana más con estos medicamentos para su garganta... así no podemos operarle el tumor, me dijo.
            ...Después, a la tercera semana nuevamente mi hija me llevó al hospital con el médico...ahora, al bajar del carro sentí que no me podía enderezar, me quedé como encorvado pero sin dolor...disponiéndome a así entrar "renqueando" al consultorio, saludando de reojo al doctor, quien al verme levantó los brazos al cielo y tocándose la cabeza con las dos manos me preguntó:- ¡¡¡¡Don Aurelio!!!!... Y ahora qué le pasó??!!!...después de darle los detalles de lo sucedido y otra vez comentarle  desde las erupciones en la piel y luego sobre la ronquera cuando no podía ni hablar... y por último el "encorvamiento" me pidió y casi me suplicó:- Por el amor de Dios, Don Aurelio, dígame por favor que hizo antes!!... al decirme el doctor "¡Por el amor de Dios!" recordé y le dije de mi visita que antes había hecho a la Catedral y mi plática con el Sagrado Corazón de Jesús...y lo que le había prometido... ---  ¡¡¡Válgame Dios!!!!-....exclamó el doctor...luego dijo:- Ahora, no lo voy a regresar a su casa hasta que le vuelvan a practicar todos los análisis, exámenes y radiografías pre operatorias... y así se hicieron, mismos que al final, al revisarlos y compararlos con los estudios anteriores ...el doctor volvió a exclamar: ¡¡¡Válgame Dios!!!!!...ya no tenía la enfermedad ni el tumor aparecía...como resortes saltamos mi hija y yo de felicidad de agradecimiento...

          Al rato, un poco más tranquilo después de revivir y compartir el gran regalo recibido de Dios, Don Aurelio mirándome fijamente con cierta sonrisa me dijo- Por eso estoy aquí, cumpliendo lo prometido con mucho gusto y agradecimiento...desde hace más de siete meses todos los días, esperando que abran las puertas de Catedral, para platicar con mi amigo: el Sagrado Corazón de Jesús...
Y yo dije: -¡¡¡¡Gloria a Dios!!!!


Testimonio personal sobre un inolvidable relato de hace 25 años...gracias a Dios.

14 de noviembre de 2014

Añoranzas de Arnoldo "Nolo" Campillo, Parte 11

              Fiestas de Carnaval en Carbó:
           
              Cada año se organizaban y realizaban las fiestas del Carnaval, siguiendo el ejemplo que semanas antes se hacían en Hermosillo, ésta con trascendencia nacional y hasta en el extranjero (USA), resultando de todas las candidatas a reina hermosas mujeres sonorenses, recordando a la que en cierta ocasión participó quedando en 2do lugar, como princesa, la famosa Isela Vega, nativa de dicha ciudad, quien posteriormente se lanzaría como artista de cine y televisión, (apoyada por el famoso e inolvidable Mario Moreno "Cantinflas", en una cinta donde él interpreta a un boticario que recibe como herencia de su bisabuelo, una mina en Sonora, siendo "la Isela" su "prima" resaltándose en dicha película mucho vocabulario con dichos y frases sonorenses).
             Finalmente, la candidata ganadora como reina del Carnaval de Hermosillo fue la muy bella "Pupis" Cubillas, hija de un rico ganadero con nombre Manuel "Zeta" Cubillas, quien entre los varios ranchos de su propiedad destacaba el renombrado en toda la región: "La Selva", muy cercano a nuestro pueblo de Carbó, que con frecuencia visitaba dicho prestigiado ganadero para contratar en la estación del ferrocarril los furgones ("jaulas") para la transportación de becerros y vacas para la frontera,por tratarse de ventas de exportación.  Don Manuel y su hermano Don José "Pepón" Cubillas, mucho los estimaba la gente de Carbó al proporcionarle fuentes de trabajo con muy buen trato y prestaciones.
                Volviendo sobre el tema de las fuestas de Carnaval de nuestro pueblo, al acercarse las votaciones sobre las candidatas, todas las tardes sobre plataformas de varios camiones recorrían las principales calles (Revolución y Miguel Hidalgo) para terminar dicho recorrido en el Club Social.
                 De las candidatas sobresalía la "Señorita X", quien muy arregladita y elegantemente vestida portaba un antifaz que le cubría casi todo su rostro, la que con el total apoyo  de parte de los señores de la aduana que operaba en el "Oasis", al final fue la gran ganadora como reina, culminando con un gran baile con la mejor orquesta de la región.
                 "La Señorita X" la ganadora para reina del Carnaval era una bella jovencita nativa de Carbó con nombre Hilda Moreno.
En uno de los carnavales, los 'perros bravos' muy bien disfrazados. Era 1968
 1.-El tierroso
2.-Armando Cubillas
3.-El Chivi
4.-Profesor Raúl Peralta Moreno (presidente del comité organizador)
5.-Nayo Gálvez
6.-René Campillo
7.-Juan Gálvez
8.-Aníbal Haydée Garrido Silva
9.-Cuco Valenzuela
10.-Chino Flores
11.-Profesor Paco Miranda

                 Por varios años fueron realizadas estas fiestas de Carnaval en el pueblo, desapareciendo al tiempo que quitaron del "Oasis" la parada obligatoria de revisiones y en consecuencia, los agentes aduanales, aunado ésto a la eliminación de los trenes con máquina de vapor por la de diesel, para resurgir posteriormente el pueblo con las actividades agrícolas y ganaderas.   Es de admirarse que las gentes del pueblo de Carbó no se dejaron vencer , y como dice el viejo dicho :"cuando unas puertas se cierran, otras se abren para seguir adelante".

13 de noviembre de 2014

Añoranzas de Arnoldo "Nolo" Campillo, Parte 10

Los años maravillosos de los 50s

                 Todas estas añoranzas que he plasmado en mis escritos reflejan una época de mi querido pueblo Carbó, un lejano tiempo en los años 50s, en los cuales no contábamos con energía eléctrica, donde nos alumbrábamos con lámparas de petróleo, tampoco gozábamos de agua potable (sacábamos agua de pozos y sólo había un papalote en la casa del señor Calderón, ferrocarrilero jubilado, en la calle Revolución) y nuestra comunicación con el mundo exterior era a través del radio, obviamente de baterías, para oir noticias, algo de música y emocionantes juegos de beisbol...con una pequeña central telefónica controlada por la tienda "La favorita", y con una pequeña oficina de correos y telégrafo...sin caminos pavimentados y donde se hacían varias horas para llegar a Hermosillo...  Pueblo con muchas carencias entonces, pero compensado en abundancia por el valor de su gente..

                 Complemento sobre los oficios:
         
                 En relación a los oficios específicos en Carbó: Otra peluquería era la de Ignacio "Nacho" Bravo, que funcionaba enseguida del Centro de Bailes "Las Palmeras", mejor conocida como "la Cochi", cambiándose después por la misma calle Revolución a un pequeño local frente a la tienda "La Favorita", y a un lado de la única gasolinera del pueblo.
                 En otra parte "Nacho" era para mí y para muchos una persona muy amable y trabajadora, como en general son y deben ser todos las personas de Carbó.

Nacho Bravo y su esposa Doña Chú. Arriba con La favorita al fondo y abajo posando con la elegancia de la época

                 Respecto al peluquero el "Champion", sobre el cual han venido preguntando, en verdad no lo recuerdo no dudando tratarse de una buena persona dedicada a mejorar la imagen de su clientela.
                 Siguiendo con los otros oficios, recuerdo a los verduleros sobresaliendo la verdulería de Gerardo García y la del "Caliro" (con su hijo Néstor) quien con frecuencia decía : ¡¡¡¡Ah, Caray!!! , ¡¡¡Ah, Caray!!!!  o ...  ¡¡¡¡Ah, Carajo!!!!!
                 Por otro lado, existía la licorería: "Los Pinos", cuyo dueño era el señor Adolfo Alduenda que muchos años antes fué propietário de una tiendita.."El Faro" muy cerca del Club Social de Carbó.  En este lugar tuvo su primer trabajo mi hermana Irma, para después hacerlo en "El Mambo".
                 Cerca de la escuela Secundaria No. 21, pasando el pequeño arroyo del pueblo se localizaba el muy concurrido expendio de cerveza que operaba el señor Ferrer.
                 Como lugares de distracción, recuerdo que había dos billares...uno dentro del mismo edificio del Club Social atendido por Rodolfo el "Yofo" Ramírez, con tres mesas de billar y otra para carambola... el otro billar se encontraba por la misma calle en la otra esquina, antes de pasar los rieles, con dos mesas simples en servicio.

                 Fondas: Únicamente viene a mi memoria la fonda de doña Sara cerca de la escuela primaria, quien ofrecía todas las noches ricas tostadas y otros antojitos, era una fonda muy pequeña, con apenas dos mesas con sus respectivas sillas y si llegaban más...pues a comer "paraditos".    También es de mencionarse la fonda de doña Maura, casi enfrente de mi casa (por la calle Revolución) que siempre ofrecía sabrosos "burros"de machaca y ricos tamales que mantenía calientitos en una vaporera.
                 Por otra parte, mi hermana "Licha" en ocasiones me mandaba con los sacos vacíos de harina de trigo  muy bien lavados ( eran hechos de manta) de marca "El Rosal" , que tenían una rosa pintada... repito, mi hermana me mandaba con la costurera, la "Chata" Sesma, que tenía una vieja y ruidosa máquina de coser de pedal,  para que me hiciera calzoncillos...preguntándome la "Chata" con una sonrisa:.. -Nolo, ¿La flor del "Rosal" te la pongo adelante o atrás en las nalgas?... y yo le contestaba: - Donde tú quieras...
                   En ese entonces no había agua potable en el pueblo, por lo que en la mayoría de las casas como en la mía el agua se sacaba de un pozo que estaba en el corral, con "cigüeña", que al bajar el nivel del agua "alguien" tenía que bajar al pozo y escarbar, sacando lodo, arena y piedras para tener  otra vez el agua al nivel necesario.  En nuestra casa esta labor la hacía siempre Jorge el "Chochi" Ramírez, quien vivía con nosotros... yo siempre le preguntaba antes de bajarlo al fondo del pozo: -"Chochi"...Te lavaste las patas?.-... para luego contestarme al tiempo de ir bajando: -Nooooooooooo, y ¡Calla boca!!-
                    También existía la tienda de abarrotes llamada "La Mariposa", casi junto a la princial, "La Favorita" (que ya he mencionado) cuyo propietario era Don Vitto Tobin ,( hermano de Don Pedro, el agricultor)atendida esta tienda por sus tres hijas y por su único hijo el "Chabeto" Tobin, quien en un camión de redilas transportaba las mercancías que traía desde Hermosillo...Después, fue el representante de Recaudación de Rentas en la expedición de licencias para conducir automóviles y camiones y tarjetas de circulación, con las placas respectivas.
                   Recuerdo la histórica y única carrera Nacional de la Revolución en la que participaron solamente estudiantes varones de las escuelas secundarias a lo largo de la República Mexicana por la carretera Internacional, desde Nogales, Sonora, hasta el Zócalo de la Ciudad de México.  Nuestra escuela secundaria No. 21 tuvo el privilegio de participar en dicha carrera, recibiendo la antorcha encendida de manos de los secundarianos de Benjamín Hill.  El "Chabeto" fue contratado con su camión de redilas para transportarnos primeramente al "Oasis" desde donde nos iba sembrando a cada uno de nosotros a intervalos de medio km (500 metros) entre cada estudiante/corredor, hasta llegar a Hermosillo (70 kilómetros) para entregar dicha antorcha a otros  secundarianos de dicha ciudad.
                 Al cumplir con el compromiso de la caminata, al final nos dieron un banquete a nosotros, los 40 participantes y antes tuvo a cabo una ceremonia con discursos y toda la cosa, como se acostumbra en estos casos, entregándonos a cada uno un recuerdo consistente en broche en forma de escudo con los colores de nuestra bandera, con las letras en cada color CDM (Comité Deportivo Mexicano) que desde aquel inolvidable momento conservo y guardo con mucho cariño. (foto anexa).


           De ser posible, continuarán estas añoranzas.

8 de noviembre de 2014

Añoranzas de Arnoldo "Nolo" Campillo, Parte 9

             Oficios específicos en Carbó

             Recordando a personas con oficio y también a otras "sin oficio, ni beneficio"... de todo hay en la viña del Señor.

             1.- Mecánicos:
               Eran varios, sobresaliendo el taller mecánico de Francisco el "Zurdo Pochi" y sus hijos, tan eficientes como el papá.
               En ocasiones, contrataban a mi hermano Beto como ayudante, sintiéndose muy orgulloso de llegar a nuestra casa con manos y cara cubiertas de grasa y aceite, entrando después a trabajar en el telégrafo como mensajero.

              2.- Carpinteros:
               Destacando a Don Pedro Ramírez "apá viejo" como algunos le decíamos, quien después de jubilarse del ferrocarril del Pacífico se dedicó a fabricar catres de madera con lona que vendía principalmente a la tienda "La Favorita", además de hacer reparaciones de puertas y ventanas, mesas y sillas en las casas del pueblo.

                 Otro carpintero que conocí y traté fue el "Chuti" Tapia ( no recuerdo su nombre) quien hacía las labores propias de todo carpintero, trabajando normalmente en el corral de su casa, debajo de un tejabán.

                 3.- Carniceros:
                 El más conocido y apreciado, con nombre Jesús María alias el "Chémali" Valdéz (hijo de mi "nina" María hermana de mi abuela Cordelia).
                 Este carnicero estaba contratado en forma permanente por Don Ramón Cordero para matar, destazar y vender la carne, cabeza y chicharrones...total, un carnicero integral, haciéndola de todo.
Recuerdo que en ocasiones, de madrugada muy tempranito me llevaba al rastro para que le ayudara a "arriar" la vaca jalándola de la cola (siendo yo  todavía un chamaco) para llevarla al degüello, lo que en verdad no me agradaba, regalándome la sangre que después mi hermana "Licha" cocinaba con verduras y "gordura", para resultar la sabrosa moronga que después todo disfrutábamos.
             
                  4.- Leñeros
                   Don Refugio"Cuco" y su hijo "Cuquito" Valenzuela en una carreta jalada por 2 burros recorrían las calles del pueblo vendiendo leña como combustible para las estufas ( se recuerda que en el pueblo no había ni se vendía gas)...¡¡¡¡¡¡ARRE, ARRE BURROS MENSOS!!! - Gritaba Don Cuco al justo momento que pasaban las personas a un lado de la carreta, las cuales al voltear a verlo por dicha expresión, les aclaraba: -No lo digo por ustedes... - luego no muy convencidas seguían su camino al mismo tiempo que padre e hijo soltaban varias carcajadas.
                 
                  5.- Cantineros:
                  De manera especial recuerdo a Julio Llanes quien prestaba su servicios en la cantina del "Oasis", por la carretera Internacional, a 8 km de Carbó, teniendo mucho trabajo en la época de la pasada de los "braceros" en camiones de transporte hacia el norte.
                  También aquí el "Nolo" o sea yo, aprovechando las vacaciones de la secundaria se me contrató como ayudante de cantinero, tocándome todos los días el aseo del lugar en especial del mingitorio (el "miadero") y el WC.  Recuerdo que era mucha la clientela ya que había parada obligatoria de camiones y trailers que venían del norte, ya que se hacían revisiones aduanales para evitar el contrabando de mercancías ("fayuca").   El Julio era muy apreciado, principalmente por las meseras del restaurant, tratándose de una persona muy amable, risueña y servicial.
                    En cierta ocasión tuve el gusto de conocer en persona, muy jovencita, a la reconocida artista y cantante María Victoria  ( la recuerdo chaparrita y con su lunar...) quien con un trío de guitarristas se hospedaron por unos días en una de las cabañas del "Oasis", al sufrir una descompostura la camioneta en la que se trasladaban a la frontera.  Mientras yo barría y trapeaba el lugar, ellos practicaban sus canciones, las que yo escuchaba con  mucho agrado y hasta les aplaudía, correspondiéndome con algunas sonrisas.

                   6.- Lecheros:
                    Sólo recuerdo al "Güilo" el lechero, quien con sus tanquecitos de aluminio se paraba al frente de cada casa gritando -¡¡¡¡¡ LEEECHHIIII, LEEECHHHIII !!!! ... Una vez escuché a mi hermana "Licha" decirle: - "Güilo"...necesito leche, pero fiada...-    Él le respondió, - No hay problema, luego me la pagas....aunque sea la mitad, ya que la otra mitad es  "puritita" agua  y con eso salgo al parejo, lo dijo sonriendo..
   
                  7.- Parteras:
                   La principal y creo que la única en el pueblo le decíamos " doña Toña, la partera", al no existirla atención de algún medico (doctor), y mucho menos hospital para atender las "panzonas" (embarazadas ).   Desde el tiempo de "la cachetada" o sea desde siempre, doña Toña les ayudaba a "pujar" llegando el momento de la "parida", resultando muchas veces la llegada hasta de cuates, entre ellos Los Preciado ( Hugo y César).
                   Todos los hijos de mi madre la "Tuchita" fueron atendidos y "sacados" por esta famosa partera, a quien mucho recuerdo como una mujer siempre puesta y dispuesta a servir "llueva o truene" como ella misma decía, con una especial y grata sonrisa, cargando siempre su maletita de doctor.

                    8.- Músicos:
                    En este oficio sobresalía la orquesta "Magallanes" que unas veces tocaba en fiestas cuando no había "money" para más.  Al fallecer el viejo Magallanes director de la orquesta, lo sucedió su hijo Rubén, quien al igual que su papá, también tocaba el saxofón.

                     También hacían "ruido" el dueto de guitarreros: Los hermanos Teodoro y el "Chémali", quienes tocaban en las cantinas principalmente y en algunas serenatas... para mí, y para muchos del pueblo, este par de cantantes eran muy...pero muy ...desafinados a más  no poder, por lo cual al tiempo se separaron para dedicarse a otro oficio, a "algo mejor" que la cantada.
                     En ocasiones llegaba el pueblo el "Che ché" con su acordeón exageradamente grande, trayendo con él a otra persona como lazarillo, ya que estaba totalmente ciego...yo apreciaba que muchos le pedían "la tocada" a cambio de algunas  monedas ya que siempre, siempre al pagarle, el "Che ché" les decía: -"lo que tu me quieras dar"...

                    9.- Agricultores y ganaderos:
                    Don Pedro Tobin, dueño del rancho "San Pedro" (agrícola y también con algunas vacas) teniendo un solo hijo, el "Migo" Tobin, (quien estudió conmigo la primaria y secundaria).  En este rancho se sembraba algodón, trigo y también sandías y melones.
                    Recuerdo que cada año algunas gentes del pueblo íbamos a los "rastrojos" recogiendo lo que quedaba de sandías y melones, que por pequeños ya no se vendían en Hermosillo.  Este hecho anual provocaba mucha algarabía entre los que aprovechábamos este buen gesto de Don Pedro, quien también de alguna manera salía ganando al limpiarle las tierras, que después procedía a barbechar y preparar para el siguiente cultivo.
                   Don Leonides "Micho" Noriega, con hijos: Roberto, Leonides el "Chapo" (que también estudió conmigo en la primaria y secundaria), Marco Antonio y Efraín, siendo todos muy buenos hijos.
                   Don "Micho" con la ayuda de sus hijos, sobre todo Roberto el mayor, atendía su rancho ganadero, dedicado principalmente a la cría y compra venta de becerros y vacas ...y uno que otro viejo buey como dice la canción.
                    Sobre estos dos ranchos agrícola y ganadero todos en el pueblo les reconocían a sus dueños el gran beneficio de ser las principales fuentes de trabajo junto con el pequeño agricultor (algodonero) Don Francisco "Frankie" Borgo, hermano de Apolinario y Roberto, quienes también sembraban en "Siete Cerros" en la costa de Hermosillo.

                     10.- Las tres luces:
                      Siempre se ha dicho y se seguirá diciendo: "la prostitución es el oficio mas viejo del mundo"...
                     ...Sin tratar de exaltar ni juzgar, este muy añejo oficio se localizaba apartadamente al lado sur del pueblo,  funcionaba todas las noches, principalmente cuando había fiestas;  era una casa de "servicio" con tres luces de colores a la entrada de la puerta, mismas que representaban a las tres prostitutass traídas de Hermosillo por un señor "administrador".
                      Se integraba dicho "taller" en un cuarto muy amplio con espacio para bailar, cantina y al fondo una rockola de todos colores y con mesas y sillas pegadas a la pared, estando siempre  todo semiobscuro...
                      Al caer la tarde, casi al anochecer alguien prendía los focos exteriores, comenzando a llegar poco a poco la "clientela"... todo lo demás ya se  imaginarán lo que sucedía y no sucedía en "Las Tres Luces".

                     ( Es de aclarar que todo lo anterior lo sé o tengo conocimiento porque hasta allá yo iba a dar bola, siendo un niño con apenas 10 años de edad y viendo la vida con inocencia...en verdad, en verdad yo andaba como "ovejita sin pastor"...)

                       De ser posible, continuarán las añoranzas.

7 de noviembre de 2014

Alicia Arellano y Don "Yito"Robles en Carbó


Para la historia .

Protagonista importantísima de una generación de políticos priistas clásicos, destacó en la segunda mitad del siglo pasado como pionera que abrió brecha a las mujeres en puestos de la administración pública, de presidencias municipales para arriba. En 1964 se convertiría, al lado de María Lavalle +, (Campeche) en las primeras mujeres Senadoras de la República en la historia del país. Hoy su hija Claudia, también senadora, intenta ser la primera gobernadora en Sonora. En esta foto de 1962, Alicia Arellano durante una de sus visitas a Carbó, dialoga con el recordado Yito Robles, mientras observa quien parece ser don Gustavo Placencia, ambos elementos destacados de las famosas "fuerzas vivas" de la época en esta comunidad.

4 de noviembre de 2014

Añoranzas de Arnoldo "Nolo" Campillo, Parte 8

         Los Peluqueros de Carbó:

          1.- Como en todas partes, los peluqueros siempre han sido grandes personas, la  mayoría con muchos conocimientos y cultura (y la que no tienen, la inventan con tal de agradar al trasquilado) lo que les permite compartir mientras estan corte y corte pelo y barba con máquina, con tijera, peine y navaja en sus adiestradas manos.  En Carbó varias veces recibí dichos servicios de Don "Salva" (Salvador Zúñiga), con su peluquería a un lado de una cantina y frente a la estación del ferrocarril (pasando los rieles), siendo su clientela la mayoría los "trenistas" y trabajadores del riel ("teguas")

            Recuerdo que mientras esperaba mi turno leyendo el periódico o alguna otra revista, al que estaba en el sillón haciėndole el pelo, yo observaba que tratåndose de algun "trenista" le platicaba muy sabrosamente sobre las "corridas" de trenes comparåndolas con las existentes en Japón, en China, y de otras partes del mundo, todos muy asombrados cuando les decía de las altas velocidades de 100 a 140 km/hora que comparaba con nuetro tren "el burro" o "la tortuga" en nuestro país que apenas alcanzaban los 55 km/hora... y así eran todas sus pláticas, relacionadas con las actividades de los campesinos, de los maestros, estudiantes, etc. ... Al terminarse el corte de pelo yo apreciaba que todos se despedían y salían muy satisfechos y agradecidos por los conocimientos y cultura que les daba Don "Salva".  Total, todo un caballero de la tijera y la palabra de mi estimado e inolvidable Don Salvador Zúñiga.

             2.- Otro peluquero de Carbó: Don Juan Navarro, quien después fue mi compadre con su esposa Amelia, teniendo la peluquería por la calle Revolución a un lado del cine y frente a la secundaria No. 21.
              Al igual que Don "Salva" , mi compadre Juan tenía también un cúmulo de conocimientos sobre la vida que también compartía con sus trasquilados, atendiendo como clientela en su mayoría a los "cheros", trabajadores del campo y rancheros/vaqueros cercanos al pueblo.

              Algunas veces también aydaban en esta peluquería, que contaba con 2 sillones, sus hijos: Juan el "Chichí" y Hugo, quien también después fue mi compadre, con su esposa "la Changel" y eran tan buenos servidores como su papá.

               Recuerdo que en esta peluquería se aprovechaba para vender rica nieve de garrafa de varios sabores, que el mismo elaboraba en su casa, con pedidos especiales para los festejos (dia de la madre o del maestro) que se hacian en las escuelas primaria y secundaria.

               3.- También recuerdo con mucho cariño al albañil y peluquero Don Ramón López, papá de su único hijo Ramón el "Ruli" otro de mis grandes amigos de niño a quien visitaba en su casa para jugar a las "catotas" y al trompo... Este peluquero (repito también albañil) vivía en el barrio del "Pajoso" y al contrario de los dos antes comentados era un señor muy serio, con poca conversación.  Recibía a sus clientes "mechudos", en el corral de su propia casa, atendiéndolos de inmediato solamente con tijera y peine, pues no contaba con máquina, como no tenía sillón, los ponía en una silla abajo de un mezquite para disfrutar una  "vista panorámica" hacia el gallinero que tenían en la casa y más allá unas casas viejas de adobe, para terminar con el arroyón a lejos.

              Mientras Don Ramón hacía su trabajo de peluquero, a un lado su esposa "la Magui" se ponía a hacer tortillas "sobaqueras"  sobre un comal en un tambo de 200 litros aprovechando para vender a los "trasquilados" ya pelados o pelones... total esto era negocio doble y lo mejor de todo que al rato nos llamaban al "Ruli" y a mi a comernos un burrito con ricos frijoles y a veces con carne machaca (machaca que yo sabía que era de burro y que vendía don Alberto, hermano de don Juan, el peluquero mencionado en el punto anterior).
           PD:
En relación a los peluqueros que daban servicio en Carbó, se me pasó mencionar a Ignacio "Nacho" Bravo...debiéndose mi omisión a que nunca me "hice el pelo" con él.  Lo que sí recuerdo es que era una persona muy amable y trabajadora.
         Se agradece el que sean tomadas en cuenta mis añoranzas sobre el querido pueblo de Carbó en su blog.
              Los políticos de Carbó:

               En principio, el pueblo fue comisaría dependiente del municipio de San Miguel de Horcasitas, recordando como comisario y primera autoridad de Carbó al señor Adolfo Alduenda (papá de Concepción "la Concha", suegro de mi compadre Alejandro Reina que creo todavía vive en un ranchito cerca del pueblo), al señor Oscar Maldonado Figueroa, esposo de Matilde la "Chata" Ramírez (el "Zurita" Maldonado como le decían, era sobrino del primer gobernador de Baja California: Don Braulio Maldonado, sobre quien se publicó en su tiempo que murió en una total pobreza, viviendo con una hija en la ciudad de Ensenada...en verdad, todo un ejemplo de servidor público dedicado a servir y no a servirse como algunos políticos  políticos actualmente).
               Volviendo sobre el "Zurita" quien también trabajaba en el ferrocarril, comentaba que siendo comisario del pueblo al no entrar rentas (dinero) en la caja municipal, algunas veces tenía que poner de su bolsa para pagarle al policía, don Emilión, que orgullosamente portaba siempre un "pistolón" que le llegaba casi hasta las rodillas,  la que nunca supo si "tronaba" dicha pistola, ya que tampoco nunca le dieron le daban los tiros o sea el parque, contando solamente con un garrote o macana para él defenderse de los borrachitos que se le venían encima.
                 Muchos, pero muchos años después, mi inolvidable amigo el "Camarón" Valdéz me comentó que estaba por lanzarse por tercera vez para presidente municipal, respondiéndole yo que ya estaba como el muy conocido y criticado "Don Perpetuo", del pueblo de "Los agachados", -Así que piénsalo muy bien- le dije.  Y después de un breve silencio me contestó: -Lo pensaré-....  Muchos años después supe de él, con motivo de su fallecimiento desde luego lamentándolo y reconociéndolo en lo personal como un hombre dinámico, trabajador, alegre y servicial.

                   Por otra parte, en relación al famoso "Jito", cuyo nombre era Atenógenes Acuña, en verdad siempre fue muy respetuoso conmigo y con los demás compañeros de la escuela, con desconocimiento de los nombres de sus "íntimos amigos" anotados en su supuesto "librito" que frecuentemente mencionaba.

                    Recuerdo que Atenógenes tenía un hermano: "el Bizco" Acuña (no me acuerdo de su nombre) quien en su barrio, cerca de las familias Sesma, Navarro y Vazquez (Don Pilar el de la refresquería y su esposa doña Pema Bousanquet) todos los domingos muy tempranito "salía al aire" como si fuera radiodifusora, contando con 2 grandes bocinas amarradas en  lo alto del cerco de su casa, contando con un viejo aparato de sonido, tocadiscos con varios discos de acetato de los grandes y un micrófono con el cual a alta voz, casi gritando saludaba a las vecinas y a los vecinos -¡Hasta donde llegue el sonido!!!!!! - decía y repetía...empezando con las  mañanitas y siguiendo con las dedicatorias con corridos de la revolución, principalmente, siendo este señor Acuña todo un personaje de añoranza en mi pueblo.

                Las anteriores narrativas son en general, como respuesta a la recomendación que amablemente enviaron sobre mis añoranzas de Carbó, agradeciendo todos sus comentarios que nos estimulan e impulsan a seguir compartiendo sobre el querido e inolvidable pueblo, hasta que nuestro cuerpo, alma y espíritu lo permitan, con el favor de Dios.

                 Si es posible, continuarán los añoranzas.

Una tumba olvidada.-Algo de José Guillermo Carbó

Don Gilberto Escobosa Gámez

De su libro titulado "HERMOSILLO EN MI MEMORIA”

En la vieja necrópolis de nuestra ciudad, ubicada al final norte de la Calle Yánez, reposan los restos del general de brigada José Guillermo Carbó, fallecido el 29 de octubre de 1885 y sepultado en el Cementerio de la Calle Matamoros, hoy desaparecido. De este camposanto, los huesos del militar fueron trasladados en 1950 al lugar donde se localizan hoy.

Carbó era hasta el momento de su deceso, jefe de la Primera Zona Militar con cuartel general en Torin, desde donde dirigía la campaña contra la tribu Yaqui acaudillada por José María Leyva (a) "Cajeme”.

A mediados de octubre del año de su muerte, el General Carbó a caballo y con una escolta, se trasladó de Torin a El Médano y de allí en barco a Guaymas, donde abordó un tren del Ferrocarril de Sonora, con destino a Hermosillo.

El caudillo yaqui, con tres mil hombres había construido el fuerte llamado de El Añil, cerca del Pueblo de Vícam, en el centro de un espeso bosque en la ribera derecha del río. Este fuerte consistía en un ancho foso que abarcaba un recinto bastante extenso. Detrás del foso se construyó una empalizada capaz de resistir las balas de cañón. Dentro de ese lugar "Cajeme” dirigió la defensa de los ataques del Ejército, y contaba con una organización que nunca habían tenido los miembros de esa tribu.

Dentro del recinto de los indígenas, se contaba con víveres, ganado y agua, para resistir muchos meses de asedio; y por otra parte, varias patrullas constantemente salían del fuerte para sorprender a los pequeños grupos de soldados y apoderarse de sus armas y municiones.

Al principiar el mes de julio, la Comandancia Militar ordenó que se retiraran sus fuerzas hacia lugares más lejanos de El Añil, lo cual envalentonó a los indios, que no se dieron cuenta de que esa medida era estratégica en virtud de que en la época de lluvias se dificulta la logística.

Al pasar la temporada de lluvias prosiguió como antes la campaña de las tropas del Gobierno. Tenemos que recordar que Carbó era un militar de mucha experiencia; había luchado durante la Guerra de Reforma y posteriormente contra los imperialistas y el Ejército francés, y por tanto, estaba acostumbrado a vivir cerca de los frentes de combate.

En Hermosillo, el jefe de la Zona Militar dialogó con el gobernador del Estado, don Luis Emeterio Torres, ignorándose de qué asuntos trataron en la entrevista, por no haberse informado a la prensa; pero se supone que de la colaboración del Gobierno del Estado en aquella guerra sangrienta.

Después de la entrevista Carbó-Luis E. Torres, el comandante militar se dirigió al cuartel de las tropas en Hermosillo, donde cayó fulminado por un derrame cerebral, que conmocionó a los jefes de la milicia y a los funcionarios estatales y municipales; la noticia corrió como reguero de pólvora encendida.

El gobernador, al ser informado de lo sucedido en la Comandancia Militar, salió violentamente de su oficina en el Palacio del Estado y se dirigió al hospital del Ejército donde se encontraba el cadáver de Carbó.

La misma tarde del deceso se estableció en una parte del Palacio de Gobierno, todavía en construcción, la capilla ardiente, a la vez que circulaba la esquela de defunción redactada en la siguiente forma:

"HOY A LAS DOCE Y TRES CUARTOS FALLECIÓ EL GENERAL DE BRIGADA JOSE GUILLERMO CARBO, JEFE DE LA PRIMERA ZONA MILITAR. EL GOBERNADOR Y EL JEFE DE LA GUARNICION FEDERAL, POSEIDOS DE PROFUNDA PENA, LO PARTICIPAN A USTED, Y LE SUPLICAN CONCURRIR A LA INHUMACION DEL CADAVER QUE SE VERIFICARA EN EL PANTEON NUEVO DE ESTA CAPITAL, MAÑANA A LAS CINCO DE LA TARDE. HERMOSILLO, OCTUBRE 29 DE 1885.- LUIS E. TORRES.- MARCOS CARRILLO”.
 
GRAL. JOSÉ GUILLERMO CARBÓ

En uno de sus libros el licenciado Juan Antonio Ruibal Corella, al escribir la biografía del licenciado Carlos Rodrigo Ortiz Retes, señala algunos de los defectos del General Carbó culpándole de la caída de aquel gobernador para dar paso al triunvirato Torres-Corral-Izábal, que dirigía los destinos de Sonora durante más de treinta años.

Hoy también sabemos, que el general fallecido era proclive al juego de baraja y a las parrandas, y que cada vez que se embriagaba causaba grandes escándalos.

Sin embargo, pese a todos sus defectos, no le podemos restar el mérito de que en la época del Imperio y la Intervención francesa fue un héroe, un héroe a quien se le ha olvidado y su sepulcro jamás luce un ramo de flores en los aniversarios de su muerte. Por eso esta crónica mereció el título de "Una tumba abandonada”. También pudimos haberle puesto el epígrafe de UN HEROE OLVIDADO.

http://www.contactox.net/

@ClaudioEscobosa

@Contactoxmexico

Facebook:
https://www.facebook.com/claudio.escobosaserrano

2 de noviembre de 2014

Añoranzas de Arnoldo "Nolo" Campillo, Parte 7

 Mi madre Beatriz , la "Tuchita"

            1.-Mi familia Campillo se inicia en Carbó hace muchos años, con mi bisabuelo Don Francisco Campillo, quien en unión con doña Matilde Molina tuvieron 9 (nueve) hijos: Francisco, Juana, Francisca, Cornelia, María, Victoria, Eloísa, Antonia y Luis.
            Algunos de ellos se quedaron en el pueblo y otros se fueron  al "otro lado" (USA) cuando no se necesitaba pasaporte (visa) al no existir una línea divisoria con nuestro país, recordando que dichas tierras, años antes eran de México; casi la mitad de nuestro territorio nos lo quitaron "los gringos" y actualmente llenándose esas tierras de mexicanos y de otros de latinoamérica.
             2.- De las personas antes mencionadas, me permito resaltar a una de nombre Cornelia quien fué mi abuela (a quien no conocí) y quién parió a 2 hijas: Beatriz (mi mamá) y Enriqueta ("la tía") las 2  muy bonitas, rubias con ojos verdes. Me comentó mi nina María,ya muy viejita, muy malhablada y rezongona aquien yo le hacía mandados y hermana de mi abuela Cornelia, que siendo muy pequeñita Beatriz, estando en los brazos de mi abuela - Se le cayó al suelo de cabeza!- me dijo, ocasionándole serias lesiones en su cerebro para quedar con cierto retraso mental.
              3.- Poco tiempo después, estando las referidas hermanas aun muy pequeñas, muy lamentablemente falleció la mamá Cornelia, haciéndose cargo de ellas la tía Francisca ("mamá Pancha"), quien recibió la propuesta de adopción por parte de una familia del pueblo: Martínez-Garza (con buenos recursos económicos) quienes escogieron de entre las dos a la niña Enriqueta (dos años menor que Beatriz "la Tuchita").
              4.- A la niña adoptada, no dudo que la llenaron de mucho cariño, llevándola a vivir y estudiar "al otro lado" donde pasando el tiempo se casó con un "gringo" millonario, dueño junto con otros de la concesión minera en Cananea que le llamaban la Copper Corporation (CCC) es decir, "la Minera de Cananea" que posteriormente fue nacionalizada. Después de varios años de matrimonio falleció el millonario, contrayendo segundas nupcias con un mexicano también millonario, es decir con muchos recursos económicos trasladándose a vivir a la Ciudad de México.
               5.- De niña mi mamá Beatriz parece que algunas veces ( no muchas) recibió la visita de su hermana Enriqueta, recordando que algunas veces nos decía y repetía -!Ojalá otra vez venga a verme mi hermanita Enriqueta!! Ella guardaba en su mente recuerdos cariñosos de su hermana a quien no volvió a ver.
               6.-  Recuerdo que mi hermano Beto en Hermosillo, trabajando en las oficinas  de telégrafos se enteró, por parte de un abogado quien era representante legal de doña Enriqueta de Álvarez (nuestra tía)
obteniendo de dicho licenciado el domicilio, de manera confidencial, enla Ciudad de México, así mismo una copia del acta de adopción, que muchos años se había formalizado, (de la cual yo tengo una copia).
               7.- Contando con dicha dirección, en unas vacaciones que hice al D.F. con mi familia (la Gema y nuestras 2 hijas) nos presentamos en su residencia localizada en la Colonia Roma, cercana a la Zona Rosa, aclarándole en forma anticipada y con tarjeta de presentación en mano, que no teníamos otro interés que el de conocerla personalmente (para que no se diera pie a malentendidos de carácter económico), al tratarse de la hermana de mi mamá Beatriz Campillo...después de un breve silencio me respondió de forma fría y poco sensible, y hasta cierto punto despótica, no reconocimiento lo que yo le estaba comentando de ser  la única hermana de mi madre "Tuchita".   Recuerdo que mis hijas estaban boquiabiertas por el gran parecido de Enriqueta con su abuela (misma cara, rubia con ojos verdes).
                Al final, con cierto desaliento y desagrado nos retiramos de la lujosa residencia, confimando que algunas veces el dinero y las riquezas materiales hacen desconfiadas a las personas echándolas a perder, haciéndolas insensibles.
                8.-  Cuando regresamos de las vacaciones desde México, DF , estando mi mamá Beatriz en casa de mi hermano Beto...llegando, llegando ella, la "Tuchita" me preguntó:
-"Nolo, ¿viste a mi hermana Enriqueta?"
-Si, si la ví y la conocí a tu hermana Enriqueta- le dije, y ella queriendo saber más, me volvió apreguntar:
-¿Qué te dijo?...
-...  Me dijo que mucho, mucho te quería y amaba...mandándote muchos pero muchos saludos- le dije...
-¡Qué bueno!, yo también la quiero mucho volvió a decirme:
                 Yo pensando y diciendo en silencio: Gracias Dios mío, por haberme dado a esta mujer como madre, mi mamá Beatriz, "la Tuchita".
                 9.- Por último, a los 83 años de edad falleció mi querida y amada madre Beatriz "la Tuchita" en Hermosillo, velándola en nuestro pueblo  Carbó, y al día siguiente, el domingo, celebramos la misa de cuerpo presente, teniendo yo la gracia y privilegio de dar la comunión (cuerpo de Cristo) a los fieles asistentes, estando el féretro de mi madre entre el padre y yo, al pie del altar.
                Al finalizar dicho acto sacramental, de inmediato partimos en una larga procesión  hacia el panteón municipal para su correspondiente sepultura, cerca de los demás seres queridos que se nos adelantaron en el camino.
                 10.- ..." Polvo eres y en polvo te convertirás"...
                  Estando en el panteón, después de que echamos el último puño de tierra sobre el féretro con los restos mortales de nuestra "Tuchita", mi hermano Beto con mucho sentimiento agradeció a todos los familiares y amistades que nos acompañaron en nuestro pesar y dolor...y al cortårsele la  voz...yo invité a todos los presentes a orar el Padre Nuestro, confiando en su misericordia y divino amor, amén.

         ¡¡¡ Gloria a Dios !!!

           Si es posible, continuarån las añoranzas.

28 de octubre de 2014

Añoranzas de Arnoldo "Nolo" Campillo, Parte 6

             Casado con Mercedes Gema López Limón, en Carbó

             1.- Sucedió en la iglesia cristiana católica del pueblo, al día siguiente de la celebración del registro civil en el Hotel "Unión", cumpliendo las leyes del hombre y las de Dios.
              2.- Lo anterior, después de 2 años de noviazgo con idas y venidas los fines de semana de Hermosillo (donde yo trabajaba en  CFE, Depto. De auditoría) a Empalme (donde "la Gema" trabajaba de maestra en una escuela primaria) alternando los traslados a Carbó donde vivían nuestras madres.
               3.- De Carbó, siempre nos regresábamos juntos en el tren, bajándome yo en Hermosillo y siguiendo ella hasta Empalme con motivo de nuestros trabajos (los conductores, algunos del pueblo ya nos conocían y lo mejor: algunas veces no nos cobraban, pues generalmente nos íbamos directamente al comedor del tren).
                4.- Tengo en mi poder 2 carpetas; una diciendo: "Cartas de amor del "Nolo" para la Gema" y la otra: "Cartas de "la Gema" para el "Nolo"", ordenadas por fechas desde que éramos novios y también ya casados, por mis viajes de trabajo.
                5.- Al acercarse la fecha de la boda, la Gema en ocasiones se trasladaba a Hermosillo para los preparativos (impresión de las invitaciones, anillos, lazo, arras, etc.) encargándome yo de lo correspondiente a la música (orquesta) y banquete (cheve, comida, botanas, etc) para dicha celebración.
                6.- Volviendo al acto sacramental de la misa para el matrimonio, recuerdo que estando repleta la iglesia, el sacerdote se tardaba y se tardaba en llegar de Hermosillo ( se aclara que el pueblo o tenía cura), trayéndose el párroco que oficiaba en Benjamin Hill, como "bateador emergente" como se dice en la jerga beisbolera.
                 Después se aclaró que por confusión nadie de los organizadores había solicitado el servicio señalado... por eso no llegaba... ni  llegaría.
                 7.- Mucho apoyo con nuestro agradecimiento (antes y después de la celebración matrimonial)  recibimos de mi hermano Beto, quien con su esposa Maria Elena fueron los padrinos religiosos.
                 8.- La "pachanga" se llevó a cabo en el "Club Social" de Carbó, con la orquesta contratada en Hermosillo y comida (barbacoa) con una vaca que nos regaló Don Ramón Real, papá de mi cuñada Maria Elena, y la "cheve" con la ayuda económica de todos mis compañeros de trabajo de CFE.
                 9.- Con motivo del atraso que tuvimos en la iglesia, ya terminada la celebración, ya en el Hotel "Unión" con mi suegra, recibiendo abrazos y felicitaciones de familiares y amigos (corriendo el tiempo apresuradamente)... nos dijeron que el tren que venía de Nogales ya estaba pitando unos kilómetros antes de llegar al pueblo (una semana antes en Hermosillo, yo había reservado y pagado una alcoba del carro pullman-dormitorio desde Nogales hasta Guadalajara ( destino de nuestra "Luna de miel" )...al escuchar más cerca el pitar de dicho tren,  nos apresuramos a hacer las maletas trasladándonos rápidamente casi corriendo para abordarlo con los "pases a la mano".
               10.- Ya instalados, por el encargado del coche pullman, la Gema y yo nos fuimos al coche comedor para saborear tranquilamente una rica cena pues no habíamos comido en todo el día, lamentando el no haber disfrutado de la fiesta en el "Club Social" reconociendo los dos el habernos precipitado ( por la falta de experiencia ) al planear la salida de nuestra "Luna de miel" el mismo día de la boda..."lo hecho, hecho está"  y ya no hay que lamentarlo, nos decíamos.
                11.- Después de llegar a Guadalajara , conocer y disfrutar los alrrededores (Tlaquepaque, Zapopan, Lago de Chapala, etc.) nos fuimos también por tren ("El Tapatío") a la Ciudad de México,  visitando la Basílica de Guadalupe, teatros, museos, etc.  y aprovechando para ver y saludar a mi hermano Beto ( comisionado por el Sindicato de telegrafistas en la Cd. de México desde hacía 2 años) y su esposa María Elena quienes vivían en el Distrito Federal.
                  A las tres semanas de la "Luna de melcocha" nos regresamos a Hermosillo donde ya teníamos una casita rentada por la calle Matamoros, a dos cuadras de la CFE, mi lugar de trabajo.
                  Al año, nos cambiamos a la casa nueva en la colonia "La Huerta" financiada a 15 años por Banamex, naciendo nuestras hijas Marcia Isabel, y a los 2 años siguientes Mercedes Gemma, atendidas  en el Hospital "San Francisco" uno de los mejores en ese tiempo, siendo el director el inolvidable y querido Dr. Hugo Pennock Bravo.
                  12.- A los 25 años de casados, vino la separación...la Gema se fue de la casa, junto con mi suegra que estaba de visita...insistiendo yo en el perdón por las veces que la había ofendido, rogándole que regresara a nuestra casa , contestando ella repetidamente: -Arnoldo "el amor acaba" ( como la canción de José José...) en verdad, no me fue fácil mi difícil situación, dándole tiempo al tiempo que todo cura, ayudándome  un grupo de buena voluntad.
                   13.- Sobre el punto anterior, me permito compartir una oración para mi, para ti y para todos:  " Señor, concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las que si puedo y sabiduría para distinguir la diferencia...hágase tu voluntad y no la mía, ni la de nadie, amén".
                  14.- Por último, en verdad mi esposa Gema fue el amor de mis amores...recordando que varias veces le canté estando de novios y casados: ... " eres la gema que Dios convirtiera en mujer para bien de mi vida"
               
En relación con el tema sobre la boda en Carbó, me permito compartir una foto tomada en la fiesta de 15 años de Alicia Cordero en el Club Social de Carbó  (Oct. 5 del 63)

                   Lamentablemente falleció hace tres años  (el 3 de agostode 2011), todos los días la incluyo junto con mi familia y demás seres queridos en mis oraciones al padre Dios, todopoderoso y eterno, para quien sea toda la gloria, amén.